11.5.09

Despues de la lluvia

Todas las casas que nosotros teniamos en Linares, eran de techo de lamina, algunas con madera abajo, otras no. La casa grande tenia unas vigas enormes y madera, por lo que cuando llovia, no se escuchaba tan fuerte el agua. Al empezar a llover, corriamos todos a esa casa. Habia goteras por todos lados. Los clavos que sujetaban la lamina a la madera debian haber tenido alguna proteccion, alguna ficha, o algo que evitara que el agua se filtrara hacia adentro, pero de eso hacia ya tanto tiempo, que se habian quedado los clavos pelones. Con el tiempo la madera humeda se podria, y para evitar todo eso, se requeria impermeabilizar, subir al techo y poner chapopote an cada clavo. Tambien habia que tener cuidado al subir al techo, porque tanto pisar las laminas hacia que estas se abollaran y asi los clavos empezaban a aflojarse...
Habia que apagar radio y television, si se tenia, cubrir con sabanas los espejos y retirarse de las ventanas.
Un dia, pasada la lluvia, mami enjuagaba algunos platos en la llave, en la pila de afuera, y sintio un silbido cerca del rostro. Al volver la vista hacia la pared, a su derecha, vio un orificio que antes no estaba.
-Metete! Va a caerte un rayo!

No comments: