31.5.09

Nadie escapa a su destino

Hoy, como cada primer domingo de mes, les toco baño a mis caninos. A uno de ellos le fascina el agua y al otro no, entonces, cuando los trato de seducir con una galleta, uno de ellos salta a la bañera aun antes de que se la de y al otro lo tengo que corretear por toda la casa, atraparlo y cargarlo hasta alla. Entonces el otro, que es un pingo, salta mordisqueandole las patas al que llevo en brazos y es todo un espectaculo!
Yo platico con ellos mientras ajusto el agua para que no este demasiado fria, mientras los enjabono, etc. Y es que esto forma parte de un ritual que llevamos a cabo cada mes, pues se bañan, les doy su pastilla contra el "guzon" (el gusano que les come el corazon, le llamo asi para que ellos no entren en panico cuando me escuchan hablar de el, jajaja) y al dia siguiente, cuando su piel ya ha desarrollado sus aceites protectores, les aplico la medicina contra las pulgas, mosquitos y garrapatas.

No tienen nada que temer, el agua siempre esta a la temperatura adecuada, nunca les he enjabonado los ojos ni por error y cuando los enjuago les tallo bien sus partecitas con una esponja. Para tranquilizarlos les digo que el baño nunca ha matado a nadie, bueno, solo que te resbales y te desnuques en el filo de la bañera, pero yo creo que ni asi, porque ya no las hacen de porcelana ni de ceramica, ahora son de vil plastico, como la Barbie...

Yo mismo me baño el mismo dia que ellos, lo necesite o no!

Cuando solo tenia un perrito y estaba cachorro, podia cargarlo y bañarnos juntos, pero ahora uno de ellos pesa 15 kgs, y el otro 25 aproximadamente y yo ya no estoy para esos trotes...

No comments: