14.4.10

Mi libro de texto gratuito

Cuando ví de nuevo la portada de los que fueran mis libros escolares de primaria me pareció percibir su olor a libro nuevo,a tinta y a papel. Recordé con exactitud el primer día, a mis seis años, cuando me fue entregado uno. Nuevo. Recién desempacado de una caja con cinchos negros de lámina. El de lectura era más pequeño que el de trabajo, ambos tenían la misma portada. Los seis libros de los seis años eran idénticos, solo los diferenciaba el nombre del grado para el que estaban dirigidos.
Según cuenta la historia, y eso no lo leí en ellos, el pintor mexicano Jorge González Camarena conoció a Victoria Dornelas, en Tlaxco, Tlaxcala, y quedó impresionado con su belleza autóctona. Ella simbolizó a la patria por más de diez años antes de que cambiaran el formato de los libros en 1972 dando origen a la reforma educativa.
Gracias a estos maravillosos libros, editados para formarnos en todos los ámbitos de la vida, y que contaban con lecciones, además de las imprescindibles para aprender a leer y a escribir, para fomentar la unión familiar, la higiene, el civismo, hábitos alimenticios, buenas costumbres, etc.
Gracias a ellos, y a mis maestros: Mi maestra Martha en 1°, Lupita en 2do., Tolomeo en 3ro., Atanasio en 4to., Rafael en 5to., Maximiliano en 6to.

No comments: