25.5.10

Sin censura

Y hablando de censura, anoche me estaba acordando de cuando el cine era audaz, y se lo permitían... y de cuando gracias a Isela Vega y Sasha Montenegro retomó esa audacia con más vigor, hasta convertirlo casi en obscenidad...
La censura en el cine debe haber sucedido durante los años 40-50s, porque después de algunos breves flashazos cárneos en 1931 donde Lupita Tovar y otras vampiras usan unas batas transparentes en DRACULA, en 1938 Stella Inda muestra parte de un seno en LA NOCHE DE LOS MAYAS, en 1939 María Luisa Zea hace lo mismo al salir del río en ZANDUNGA, en 1944 el faraón sueña a una mujer desnuda, y durante buen tiempo en LA CORTE DE FARAON, se brincan casi 20 años para que Aída Aracely protagonice el primer desnudo juvenil en 1956 en la cinta JUVENTUD DESESPERADA
Para estas fechas se estaba buscando una justificación para el desnudo y entonces a alguien se le ocurrió que para que un desnudo pudiera ser estético (y por ende permitido en una película), debía ser estático, inmóvil, y fue la Sra Ana Luisa Peluffo quien se ganó el título de la primera actriz en hacer un desnudo. No primera actriz por su importancia en la actuación, aunque ya tenía bastante experiencia, sino la primera en aventarse a hacerlo como ella lo hizo, porque aunque la Sra. Columba Domínguez ya había mostrado los pechos brevemente y a lo lejos mientras se cambiaba de ropa frente a su ventana abierta en LA VIRTUD DESNUDA, fue Peluffo quien en LA FUERZA DEL DESEO lo hizo pero no cuenta, porque apareció durante más tiempo a cuadro en LA DIANA CAZADORA...
Alguien me contó que Kitty de Hoyos también había hecho desnudos, pero esas cintas aún no las he visto, así que si alguien sabe cuales son, por ahí les encargo y me avisan...
Seguramente la censura se aplicaba únicamente en el país para evitarse problemas, porque sí existieron películas del SANTO donde las chicas andaban sin brasier, pero esas eran las versiones de exportación y sólo eran vistas en el extranjero. Otra cosa curiosa sucedio en 1968, donde Noelia Noel hechizaba a Aldo Monti conla cadencia de sus pechos en DRACULA, y estoy seguro que después de ver eso, ni quien se acuerde de morderle el cuello!!
De la etapa más depravadona sucedida aproximadamente a partir de los 70s, protagonizada por un sinnúmero de actrices de todos calibres y una que otra advenediza, o vedette, o encueratriz, como les llamaban en CASOS DE ALARMA!, sobresalen los dos nombres antes mencionados, aunque muchas lo hicieron, Ana Martin, Claudia Islas, Julissa, Alma Muriel, es más, hasta Doña Silvia Pinal le entró al destape (y ya estaba bastante mayorcita porque por ahí escuché lo buenos que habían estado los efectos especiales, pero los de sostenerle el busto en su lugar, jaja)

No comments: