28.6.10

Mary Baker

Doña Virginia, mi vecina, mandaba a sus niñas a vender unas donas que ella misma preparaba. En una charolita rala, las colocaba perfectamente ordenadas en hileras de 6 por 4. Yo no sabía que las donas podían eleborarse en casa, porque nosotros siempre las habíamos comprado en la panadería, pero ella lo hacía.
Mi naturaleza curiosa me impulsó a preguntar un día, pero si en casa no teníamos estufa, mucho menos íbamos a tener horno (aunque después descubrí que las donas se doraban en aceite, como los churros).
Un día, por casualidad, ví en los anaqueles de la supertienda unas cajas de harinas preparadas para pasteles y otras reposterías, de la marca MARY BAKER, y ahí estaban las cajas con harina para preparar DONAS, CHURROS, PASTELES, GALLETAS, etc.
En una de esas cajas, de regalo, ví el dibujo de un objeto circular con otro más pequeño dentro (separador de clara y yema), que debido a mi ignorancia yo supuse sería el aparatito para hacer las donas. Mira tía! Dije, ahí está la caja con todo para hacer las donas, hasta el molde!!
Ella, concentrada en las necesidades básicas del hogar que siempre eran tomate, cebolla y chile, me ignoró dulcemente, distrayéndome con alguna otra cosa de brillantes colores que seguramente colgaba por ahí y regresamos a casa.
Con el tiempo supe que para separar huevos no hace falta ningún aparato, pues puede hacerse con el mismo cascarón, que es desechable... Y las donas? Ahora yo preparo hasta bagels!!
En Monterrey, las mejores donas en los sabores más variados están en AZCUNAGA! Y a los mejores precios...

1 comment:

Anonymous said...

Todabia Existe esa Marca?