20.12.10

Errores e incongruencias

Hoy escuché en las noticias que había explotado un auto en Zúazúa (así lo pronunció la reportera, con acentos en las "us") Nuevo León y quienes somos de allá sabemos que se acentúa prosódicamente en la primera "a", por lo que, si se leyera, acentuada, se vería así: Zuázua. Ayer por la noche, un reportero de Univisión hablaba del SISTEMA INMUNETARIO, o sea, el que protege al cuerpo de infecciones quizás causadas por lamer monedas oxidadas, y no recuerdo si me dió coraje o me dió risa. ¿Hasta donde estudia alguien que es reportero? ¿Sabe de lo que está hablando o sólo lee el PROMPTER, que a su vez quizás fue escrito por la señora que lava los excusados? Sin ánimo de ofender al personal de intendencia, quienes no tiene porque saber términos médicos pero que muchas veces saben más que quienes pasaron de noche por la escuela. Es una verguenza que quienes informan, y están a la vista de millones de personas, tengan ese tipo de errores y no los corrijan o no tengan tiempo de estudiar su escaleta antes de entrar al aire. Digo, una cosa es que Aline Hernández (que es una simple encueratriz) diga que "hace varios milenios se inició en México la lucha por la Independencia" y otra que un reportero serio salga con ese tipo de mafufadas.
LA INCONGRUENCIA es haber invitado a la Sra Silvia Pinal a develar la placa de celebración de la obra de teatro COMO ENVEJECER CON GRACIA, cuando ella es la última mujer de México que lo ha hecho. O quizás sea como ella misma lo dice, que horror ver a las actrices (Susana Alexander y Norma Lazareno) de peluca canosa y sin maquillaje. En ese caso hubieran mejor invitado a Joan Rivers, quien tiene el primer lugar en envejecimiento retardado y quien orgullosamente confiesa que su cara de plástico obedece a que en esta época, los viejos ya no tienen cabida, así que ella se niega a serlo. En fin, aquí sí me da miedo eso de que "como te ves me veré", lo único es que sí hay actrices que han envejecido con gracia, eso es, que sí aparentan la edad que dicen tener, y Doña Silvia no es una de ellas, jajaja

No comments: