18.12.10

La campamocha

"Estoy tan lleno que parece que me comí una campamocha" era una frase que se solía decir en casa después de comer...
Si Esopo tiene su fábula del toro y el sapo, México tiene su leyenda de la campamocha y el caballo, sólo que el equino revienta porque se la come. Y otra leyenda que leí hoy es la náhuatl, la del regreso a casa. Según leí, la campamocha se llama así porque su nombre quiere decir "regreso a casa", y cuando algún niño se perdía en el monte, lo único que tenía que hacer era conseguirse un insecto, colocarlo en su mano y cuando éste levantaba una de sus patitas, hacia allá debía dirigirse el niño pues allá estaba su casa. Bello, no?
Y pensar que la Campamocha (Mantis) es la que se come al marido despues del acto...

No comments: