29.12.10

Toda la tlapalería

Yo soy tornillo y tú tuerca.
Con tal de no llamar al pene pene y a la vagina vagina, en muchas partes se les conoce con otros nombres que ahora prefiro no mencionar. El hecho es que no sólo a las cosas de las que no se hablaba en público se les cambiaba el nombre, sino a las más cotidianas también. Algunas definiciones de las que me acuerdo y que seguiré anotando aquí conforme me regresen a la memoria ( y muchas de las cuales veo que se refieren a preferencia sexual) son:
si a alguien se le bota la reversa o
se le voltea el calcetín o
se le hace agua la canoa o
le gusta el arroz con popote es que es homosexual,
si a alguien le falta un tornillo o
se le bota la canica es que está loco
si alguien no tiene plato aborrecido o
parece gallina de agua es que es pródiga en sus amores
si a alguien ningún chile le acomoda o
parece puercoespín es qe es tan difícil que no hay ni por donde entrarle
si alguien no come ni deja comer
se queda sin Juan y sin las gallinas
le sale más caro el caldo que las albóndigas
se queda como novia de rancho
se la pasa jugándose el pellejo
alguien es más cabrona que bonita
quiere mamar y dar topes
chiflar y comer pinole
etc. etc...

No comments: