13.1.11

¿Qué onda con la objetividad?

Hoy ví a Loret de Mola comportarse como un pitbull contra un french poodle y no es la primera vez. ¿No se supone que un periodista o en este caso un conductor (que raras veces sale en busca de la noticia sino que simplemente la lee del prompter) debe ser objetivo, parcial y no expresar su opinión personal?
La entrevista de hoy por la mañana con Kalimba no es la primera vez que lo veo así, agresivo y hasta molesto porque no le contestan lo que él quiere escuchar. La primera vez sí me sorprendió, porque yo esperaba más de él, pero al ver como se ensañaba contra aquel joven de Tampico que hizo un cortometraje y que supuestamente él había dicho que era idea original y que después Loret descubrió que ya había varios videos similares circulando por Internet, lo agarró y lo puso como lazo de cochino. Lo insultó, lo tachó de mentiroso y fraudulento, le pidió una explicación, casi casi lo crucifica. El muchacho alegaba que "por descuido" en los créditos del video no habían incluído la aclaración de que la idea no era original, lo original era la forma o la versión suya. Era un video de un ciego que pedía limosna y un muchacho llegaba y le cambiaba su letrero por algo no sólo optimista, sino que enseñaba una lección a quien lo leía.
Bueno, hoy le tocó el turno a Kalimba. Loret estaba empeñado en que Kalimba confesara que sí había sostenido relaciones sexuales con la chica que alega que fue violada por el cantante.
Yo me imagino que la verdad saldrá a la luz porque todo eso está siendo investigado, y a mí en lo personal no me corre ninguna prisa saber si es culpable o no, porque en este caso la "chica" también tiene bastante culpa, y sus padres, y quienes la contrataron, y mucha gente de la que nadie habla porque ninguno es Kalimba.
Loret quería la confesión en exclusiva y estaba aferrado en conseguirla. Qué bueno que Kalimba sólo declaró lo que todo mundo ha leído y escuchado en todas partes, que no hubo violación. A mí no me interesa especular, ni saber quien tiene o no la razón, pero parece que a Loret sí, y que eso se tornó en algo personal. Ni Kalimba tiene necesidad de andar emborrachando "menores de edad" para seducirlas, ni esas "menores" deberían faltar a su casa toda una noche, ser contratadas para un empleo de dudosa reputación (sin afán de ofender a las verdaderas edecanes que no andan de cola pronta), ni la larga lista de etcéteras que todo mundo conoce. Tache a Loret por su agresividad innecesaria...
Si yo fuera Kalimba estaría temblando de terror y mejor diría que soy culpable, pues como en México la justicia es un albur, nunca se sabe, ha habido personas inocentes que pasan largos años en prisión y criminales que salen en menos de 24 horas. Quien quita y corra con suerte y le toque verde en el semáforo de la ley, recordemos que a Jacinta le tocó rojo y le fue como en feria.

No comments: