19.3.11

Hablemos de muñecas

A ver quien se acuerda...
Eran mediados de los años sesentas y la muñeca se llamaba ELIZABETH, podía haber sido la marca. Era toda de plástico suave con cabeza removible. No abría ni cerraba los ojos y su cabello y ropita interior estaba esculpida del mismo plástico. El cabello en forma de un chonguito como el de Pepita Ortíz (a quien veíamos en las monedas de 5 cvs). El calzón era de ''chinitos'' de esos que traen en la parte de atrás varias hileras de pequeños olancitos de encaje plizado. El plástico era muy absorbente, pues si rayabas la muñeca con una pluma, jamás se le borraba la tinta ni volviéndola a hacer, jaja Y lo digo porque nosotros lo hicimos, mi primita y yo pintamos lunares y pestañas adicionales que después ya no se podían desaparecer.
Las muñecas con forma de mujer, tipo Barbie, eran unas muy económicas que se llamaban ''Lupitas'' y tenían ojos que sí se cerraban y abrían cuando las acostabas, su cabello era de un hilo muy sedoso, partido al medio y con trencitas que estaba pegado al cráneo, no salía desde adentro como en las Barbies. Con esas no se podía jugar, porque las compraban mis tías para forrarlas de estambre o encajarlas en un rollo de papel sanitario adornadas con plumas de colores o con crochet.
A mediados de los 90s, a Elizabeth Zúñiga en Monterrey se le ocurrió vestirse como ''muñequita'' con moños de listón en los chonguitos, vestido de falda amplia con delantalcito adormado de encaje anudado con un gran moño atrás. Su rostro estaba maquillado con redondas chapitas y pestañas pintadas en la piel, estilo payasito. No en balde en Monterrey existe el PUM (Payasos Unidos de Monterrey). Su personaje como muñeca se hacía llamar MUÑEQUITA ELIZABETH, y andaba con otras dos ''muñequitas'', Belinda y Anacelia, creo... no recuerdo el nombre de la otra. Primero se alquilaban para dar un espéctaculo en fiestas infantiles pero fue tanta su fama y tan repentina, que pronto tuvieron un programa de televisión y su negocio abarcó tres estados contiguos, Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila. Los líos siguieron cuando empezaron a aparecer muñequitas elizabeth piratas que se ofrecían para amenizar piñatas por todas partes, y se anunciaban abiertamente en el periódico, como Patricia Cervantes y sus piraterías de los personajes de Disney, que presentaban siempre en el Teatro María Tereza Montoya.
La fama cambia a las personas y pronto se desbandó el grupo de LA CASITA DE LAS MUÑEQUITAS y Belinda tuvo su propio show de televisión.
Hoy me tocó ver un programa donde la creadora del proyecto, Elizabeth Zúñiga estaba de jurado junto a Adán Canales y el Sr Ramos (VIPS) en un concurso infantil llamado EL CLUB DEL MARTILLITO, y Belinda, que ahora trabaja con Alberto Treviño, alias BETO, andaba por ahí cerca, pues el concurso era un segmento dentro del otro programa.

No comments: