21.4.11

La vanidad más vana

Además del programa de televisión tipo reality del cirujano de Beverly Hills había uno donde las personas iban a hacerse cirugías para parecerse a las estrellas de cine que sus parejas idolatraban. Ahora, si yo era fan de Ninel Conde, mi pareja podría verse como ella y yo saldría ganando, pero que diría Conde? Existe una marca registrada para el rostro para que nadie se lo copie? El chino este que quiere parecerse a Shakespeare la tiene ganada porque no habrá quien lo demande por piratearse el rostro del escritor, pero para qué pasar por el cuchillo sin necesidad?
Yo entiendo que la cirugía plástica tenga sus conveniencias, como después de haber sufrido quemaduras en un incendio, para seguir trabajando en el mundo del espectáculo y no quedarse rezagada con tanto rostro nuevo y fresco, o para evitar que los niños en la escuela se burlen de alguien y los golpeen llamándole por sobrenombres de sus defectos físicos, pero de ahí a que una escritora se cambie el rostro por otro totalmente diferente hay un abismo de diferencia. O una abogada, como es el caso de Marcia Clark (imagen).
Todavía fueras testigo protegido ocultando tu identidad, o traficante de drogas intentando eludir a la justicia, pero si sales del quirófano y no te reconoces, ese doctor debería ser demandado. Claro! Porque eso es práctica con negligencia, es como si vas a que te operen el corazón y en cambio de operan del hígado!! Qué es eso?

No comments: