17.8.11

Reduce, reusa y recicla

Me acordé de una anécdota que sucedió en México cuando una familia se esforzaba en organizar su basura en orgánica e inorgánica, reciclable y etcétera, sólo para que los recogedores la aventaran al camión indiscrminadamente, echando a perder la labor doméstica familiar interesada en ayudar al planeta en que vivimos. En fin, hace falta concencia...
La gente pobre como yo, que vivimos con un sueldo que apenas nos alcanza para lo básico, desde siempre hemos practicado esto, pues ni podemos darnos el lujo de desperdiciar las cosas y por lo mismo compramos en forma reducida, reusamos lo que se puede y nos lo vamos pasando del más grande al más chico en la familia y reciclamos cuando le damos vida a cosas que ya creíamos perdidas. Mi tío Poncho, nos enviaba desde Tampico, por tren, los muebles de sala y cortinas que en su casa ya no usarían y nosotros los retapizabamos, las combinábamos y les dabamos una segunda oportunidad...
Ayer inicié de nuevo mi cajita de composta, donde iré colocando mi basura orgánica, como es servilletas de papel, cáscaras de frutas y huevos, la pelusa de la secadora de ropa, ramas y pasto que desecha la podadora, etc. Esto, porque el año pasado me sirvió para abonar la tierra de los tres arbolitos que me toca cuidar por estar frente a mi casa.
Todos podemos hacer algo, el calor y la sequía están peor que nunca y aunque no sabemos a ciencia cierta qué mundo les dejaremos a nuestros hijos y nietos, el prospecto no se ve nada bueno... 

No comments: