1.9.11

La hotcake-era

Hace muchísimo tiempo Juan me regaló un pancake maker, que no es más que dos sartencitos unidos por una bisagra. Y qué invento más chafa, porque la verdad es que no saca a un burro de un atascadero! Hoy me lo encontré mientras limpiaba la cocina y rápidamente lo puse a buen uso. Hice la mezcla, agarré dos huevos y separé la clara, que batí a punto de turrón, añadí a ella 3 tazas de harina, 2 de leche, las yemas, una cucharadita de aceite y otra de vainilla y dejé reposar unos 15 minutos. Empecé a calentar el aparatito y bueno, cuando estuvo lo abrí y vertí allí un cucharón de la mezcla. Cuando estuvo burbujeando de las orillas le dí vuelta y oh sorpresa! Que esa parte estaba fría (porque estaba arriba) y total que ya mejor ni lo volteé, los seguí haciendo en uno solo de los lados y les daba la vuelta con la espátula. Para que pierden tiempo inventando las cosas si ni sirven. No me habría importado hacer los hot-cakes de uno en uno (tengo un comal en el que caben 4, pero esta era la novedad), lo que me importa es que se cuezan de un lado y después caigan al lado frío del sartén...
Del tamaño que los hice me salieron 8. Si los he hecho en el comal, como los hago de medio cucharón cada uno, me habrían rendido el doble y más pequeños se ven más bonitos...
Ah! Y también tengo ese aparatito plástico blanco que se llena de mezcla y después va saliendo por abajo al apretarse un botón, en la cantidad que uno requiera y para que queden los hot-cakes redonditos, pero la desventaja es que como tiene un resorte y otras cosas dentro después es una friega lavarlo... no si todo es complicado... no crean...

No comments: