6.12.11

El Roedor

Ayer me avisó uno de mis perros (con su comportamiento y su olfato) que había algo extraño en la casa. Algo que no había antes, y sí, alcancé a ver la colilla de un ratón que seguramente con el frío que hace afuera, decidió pasar el invierno con nosotros, pensando que aquí tendría techo y comida.
Pues fíjese que no, señor ratón, en esta casa no entra nadie sin invitación, le dije, váyase a Disneylandia!
Y como en ese momento no tenía nada que acabara con él, ni pensaba salir a comprar algo, investigué en internet algún método casero que lo eliminara ipso facto. Encontré dos:


1- Mezclar puré de papas instantáneo con yeso. Cuando come esto se extriñe y lentamente muere.
2- Mezclar harina, azúcar y carbonato. Supuestamente los ratones ni se peen ni eructan (lo que es dedicar el alma a la investigación o a ver caricaturas por televisión) y con el carbonato les estallan las vísceras. 


Continué leyendo y mientras que una forma es lenta y la otra rápida, hubo personas que escribieron en los comentarios (seguramente de parte de Peta) de la crueldad hacia los roedores. De lo violento del segundo método, etc. Alguien dijo que qué horror, que como hacerle eso a un ratón, etc. Pero así como hubo gente que se dolía del sufrimiento de una alimaña, hubo quienes pensaban implemetar el veneno con las ardillas! Es verdad que una ardilla es una rata con la cola peluda, pero como a mí esas no me molestan, no pienso exterminarlas...
Entonces cuando se compran trampas de madera, o de pegamento o del asunto ese que comen y se disecan para que no quede olor a animal muerto no le sucede nada al bicho?
Ningún método para deshacerse de una plaga es placentero (para ellos) pero es necesario.
Aquí como lo estamos leyendo y nosotros mismos lo vamos a preparar suena casi diabólico, pero cuando lo compramos y dejamos en un rincón hasta no escuchar más ruidos no nos produce ninguna incomodidad en la conciencia... Total que como no vivo en Nueva York y el porcentaje de roedores no sobrepasa el de personas, no iba a preparar una taza de cada ingrediente, como indicaba la receta. Con una cuchara de cada cosa basta, preparé la mezcla. Hoy no se escucha nada ni el perro anda inquieto. Seguramente nuestro huésped se encuentra en un mejor lugar, corriendo por el campo verde en compañía de todos sus parientes y amigos junto a una fuente de queso fundido que no deja de fluir...

No comments: