17.12.12

Tamales norteños

En mi casa la tradición de los tamales incluía a toda la familia y era una gran celebración prepararlos, incluso más divertida que las mismas fiestas para la que se elaboraban...

Mi abuela hacía de pollo y puerco, de frijoles amarraditos con un listón de la misma hoja de tamal para diferenciarlos de los demás, blancos (sin relleno y aplastados), de queso con rajas de jalapeño y para los niños, de pasitas y de coco rallado. Todavía recuerdo la mancha morada que dejaban las pasas, porque deben saber que yo, como con el pan dulce que mordisqueaba todo lo de arriba y dejaba el pan, a los tamales les hacía lo mismo, les escarbaba todas las pasitas y dejaba la masa!

Como yo estoy solo, y me gusta hacerlos para comerlos todo el año, recalentados, los voy preparando poco a poco, un día preparo la carne, otro la masa, después los hago y por último los cocino.

He visto y compartido e intercambiado muchas recetas, pero esta es la más sencilla, y no falla:

Para 2 bolsas de masa de 5 libras uso
1 bote de manteca de los de 28 onzas
3 chiles anchos medianos rehidratados 
en media taza de agua hirviendo y
2 cucharadas soperas de sal.

No uso ni bicarbonato ni polvo de hornear y la masa me gusta amarilla, porque por alguna razón mi cerebro siente que la blanca no sabe a nada. Pero así soy yo, si leyeron la entrada anterior comprenderán que son cosas mías y que cada quien puede elegir su propia masa y todo.

El guisado en esta ocasión será guajolote en salsa roja, porque es lo que me sobró del día de acción de gracias. Lo deshebré y guisé y ahora será relleno para tamales. Pensaba hacer algunos de dulce, pero para eso necesito masa aparte para que quede sin chile y le agregaré azúcar. Esos los puedo hace después. Estos, los prepararé hoy y meteré al congelador, para cocinarlos una hora antes de cuando los necesite. 
Para fin de año, también haré buñuelos. Esa es mi tradición personal. 
Tamales y buñuelos. 
:: me alcanzó para 8 docenas, 5 de pavo y 3 de dulce ::

No comments: