10.4.13

La sopa de cebolla de la tía Julia

Cuando tía Julia llegaba a Linares de visita, siempre nos sorprendía con un platillo exótico de los que ella preparaba en su casa de Monterrey. 
Un día eran molotitos de carne molida con arroz en hoja de repollo, un día eran berenjenas en salda de tomate, y un día fue una deliciosa sopa de cebolla...

Por supuesto que la familia y yo nos quedamos de a seis pues en casa la cebolla siempre había sido parte del reparto, nunca protagonista y así fue que conocimos un lado más de la infaltable cebolla...

Para hacerla no se necesita mucho

1 kilo de cebollas
1 lata de caldo de pollo
1 lata de leche evaporada
4 cucharadas de harina
mantequilla
condimentos al gusto

Como se me estaban juntando muchas cebollas y no sabía que hacer con ellas, anoche recordé esta fabulosa sopa y corté las cebollas en pluma (primero a la mitad de arriba hacia abajo y después en tiras finas), calenté la mantequilla, sofreí la cebolla hasta que quedó transparente, le agregué la harina cucharada por cucharada, los condimentos, yo usé también comino además de la sal y pimienta, después el caldo y por último la leche.

Me la cené con una pierna de pollo frito y una rebanada de pan de trigo, exquisito!!
Ah, y todavía me huelen los dedos a cebolla!

No comments: