2.5.13

El caso del ventilador y los desarmadores

Hace casi 10 años compramos esta casa y ya venía equipada con un ventilador de techo en el área de la sala. El ventilador se descompuso algún tiempo después, de algo que tenía que ver con engrasar no se que partes que se resecan con el uso y cosas de esas. Tiré la parte del motor, con las aspas y me quedé con la parte de las tres luces que tenía abajo. 

Después mi mamá me regaló uno usado que no tenía luces, era el puro ventilador, y aunque en la sala siempre es necesaria la iluminación, me conseguí unas lámparas e instalé el ventilador. 

Hace poco ví uno en oferta en Wal-Mart y lo compré. Estaba a muy buen precio y además tenía un foco. Cambié el de la sala a mi recámara (donde también tuve que añadir algunas lámparas) y este nuevo lo coloqué en la sala.

Ayer, me regalaron uno de tres luces, como el que estaba en la sala originalmente, y dispuesto a volver a hacer toda una circulación de ventiladores, quité el de mi recámara y como no tiene luces veré a quien le puede hacer más falta, cambié el de la sala a mi recámara e instalé el que me acaban de dar en la sala.

Ahora viene la parte de los desarmadores.

Tengo yo varias cajas de herramientas con cosas aquí y allí y para hacer todos estos movimientos necesitaba solamente UN DESARMADOR de cruz (o estrella, o Phillips) y una llave inglesa para algunas tuercas. Pues nada que encontraba el famoso desarmador. 
Después de buscar por todas las partes donde podrían estar, me encontré uno pequeñito, como de una pulgada, muy difícil de maniobrar, y el que dejé a un lado por si acaso, mientras seguí buscando. Y así fue que encontré como diez desarmadores planos, uno tras otro, de diferentes tamaños y nunca apareció el que yo necesitaba.

Y se los cuento porque parece cosa de adrede, al final tuve que hacer todo el trabajo con el pequeñín, al que me adapté aunque ya me dolía la mano por estar con él apuntando hacia arriba por tanto tiempo.

En lo que se me vuelve a presentar la oportunidad de usar de nuevo un desarmador de cruz, y como ya instalé los ventiladores, ni me apuro, pero un día sé que voy a andar como gallina sin cabeza por todas partes buscando lo que necesito y como siempre, no va a aparecer. Cuando uno busca algo nunca lo encuentra, dice el dicho, así es que de aquí a allá, cuando busque otras cosas y vayan apareciendo los desarmadores, los iré colocando en una repisa de donde ni se muevan ni se me pierdan de vista, que tal, eh?

No comments: