5.6.13

Exin Castillo

He estado jugando con mis legos (tengo de tres tamaños) y recordando de cuando alguien en casa me compró un Exin Castillo y me pasaba los días armando y desarmando el juguete hasta que las piezas ya no unían...

Y es que ese era el chiste, que con las mismas piezas se pudieran hacer infinidad de diseños. Yo recuerdo haber construido el castillo y después haberlo utilizado para jugar con otros monitos como si fuera esa su casa.

Con el tiempo lo abandoné y hoy no sé donde quedó, pero hace cosa de 30 años conseguí una cubeta de plástico llena de piezas de lego, de muchos colores diferentes pero que sirven para lo mismo, construir cosas una y otra vez hasta el infinito y más allá.

Yo no sabía que estos juguetes venían en tantos tamaños diferentes, por ejemplo, los que tengo acá no son del tamaño que eran los de Exin, estos son unos, más pequeños, otros más grandes y los terceros, gigantescos! Los de Exin podrían quedar entre los dos primeros.

Los rompecabezas, aunque al armarse siempre den el mismo resultado, son también fuente de diversión y ejercicio mental. Sugiero a los padres de familia consigan este tipo de juguetes para sus hijos, ya que despiertan su creatividad y su curiosidad. 

No comments: