2.11.14

Día de muertos

En un día como hoy, pero en la madrugada, y hace muchísimos años, solíamos mi familia y yo ir al panteón a limpiar las tumbas y colocar flores frescas.

A mí no me gustaba ir porque no solamente me levantaban a esa hora, sino que ME TENIA QUE LAVAR LA CARA!! Y allá vamos todavía oscuro por la calle Cuauhtémoc hasta llegar a la Calzada a Panteones (hoy Calzada Modesto Galván Cantú). Después de varias horas de trabajo lavando y limpiando, cuando ya íbamos de regreso, era que nos encontrábamos con la multitud que apenas se dirigía al Panteón. Y eso era lo que mis tías deseaban evitar, las aglomeraciones.

Ahora que ya no vivo allá y que no queda nadie de mi familia en Linares, sólo me quedan los recuerdos.

En casa, durante muchos años nos mantuvimos de los productos del rancho, hasta que a mis tíos les dejó de interesar trabajar allá y lo abandonaron. Pero de allá nos traían nueces, nopales, leña, maíz, chile piquín y del monte, flores de palma y maguacatas.

Y como a todos los niños, me rebelaba a estar limpiando las flores de palma, que después de cocinadas ni me gustaban porque me parecían amargas. Las que sí me gustaban eran las maguacatas.

Y hablando de cosas que no nos gustaban, se acuerdan del agua miel de maguey?
La vendían por las calles y una vez la probé... 

No comments: